martes, 11 de junio de 2013

El gran don que tiene Dios y nos lo regalo a los seres humanos, el soñar.

Los ojos sólo ven lo que la mente conoce. No vemos con los ojos sino con el cerebro, que es el órgano encargado de procesar la información que le llega y encontrarle un sentido.


Todo lo que vemos a nuestro alrededor es el resultado de lo que un día en la mente de Dios y de muchos hombres nació, en todo tiempo ellos perseveraron en el cumplimiento de esas visiones, esos sueños que en su momento para algunos eran imposibles, pero que para ellos eran una realidad porque en su mente ya los tenían claros y los palpaban en todo momento. A pesar de que sufrieron persecución y de que al principio muchos no valoraron sus creaciones y propuestas, hoy en día podemos ver como esas cosas nos permiten vivir, como por ejemplo el aire, el sol, los árboles, etc. U otros que nos hacen las cosas más fáciles como el automóvil, el celular, la computadora, etc. Y otras que nos permiten vivir en una sociedad más comprensiva, regida por leyes que permiten que se cumpla la justicia para las personas.

Desde el principio, vemos como Dios creó todo a Su manera. Cada una de Sus creaciones eran resultados del pensamiento que en Su mente estaba, todo fue creado de la nada, a pesar de que la tierra estaba desordenada y vacía, Su mentalidad lo llevó a crear un ambiente de naturaleza y vida, para que en ella pudiéramos habitar los hombres y los animales.

Con el paso del tiempo, vemos como un hombre como Henry Ford innovó el automóvil con la fabricación del Modelo T, el cual alcanzó cifras de fabricación impredecibles y permitió a las personas, una más practica movilización al momento de transportarse. Y puedo ver como este hombre pudo visionar una forma más fácil de transporte, que la habían inventado hace mucho tiempo, pero él la mejoro y fue el punto de partida para el avance de la tecnología en los automóviles y aún en estos tiempos como la marca FORD es una de las más buscadas a nivel mundial.

Muchos años después vivió un hombre el cual ha marcado mucho mi vida, un hombre que pensaba en los demás, en su pueblo más que en él mismo y este hombre es Martin Luther King, con su famoso discurso que ha marcado la historia “Yo tengo un sueño”, si nos damos cuenta este hombre lo dio todo para que los derechos de los Afroamericanos que vivían en Estados Unidos fueran los mismos que tenían los blancos. Este hombre viajó de Ciudad en ciudad en los EEUU declarando y reclamando los derechos de los Afroamericanos, y a pesar de que fue asesinado hoy en día vemos como ese sueño, esa visión que él tuvo se ha hecho realidad y los Afroamericanos pueden montar en bus con los blancos, pueden trabajar y recibir el mismo pago que los blancos, entre muchas cosas más, pero de la que más puede sentir satisfacción es que gracias al legado que él dejó hoy en día un Afroamericano es el presidente de una de las potencias mundiales, que son los Estados Unidos.


Hay una cosa que se puede ver en cada uno de estos ejemplos y es que todos fueron movidos por un Sueño, un anhelo por servir a las personas y llevarlas a vivir de una manera que los beneficie siempre. Todos fueron movidos por el amor para que su visión se hiciera realidad; Dios creó la tierra para que el hombre la habitara y se multiplicara porque él quería lo mejor para la humanidad; Henry Ford soñó con que un día todas las personas pudieran tener su automóvil y Martin L. King soñó con estableces leyes para que sus hermanos vivieran mejor, mandatos que no sólo quedaron en los EEUU sino que fueron aplicados a muchos países. Por estas cosas yo aseguro que la mente ve, lo que los ojos no ven porque mientras los ojos se limitan a ver sólo lo que está en lo físico, en frente de ellos, la mente imagina cuadros palpables para las personas que la llevan a creer que todo es posible, y así como cada uno de estos ejemplos dichos lo ha logrado hacer, usted también lo puede lograr porque los sueños están en su mente.


Para finalizar, una pregunta : ¿Qué he hecho yo con este don? Si tu respuesta ha sido negativa, tranquilo(a), está es tu oportunidad de comenzar a usarlo, pero siempre debemos recordar que el futuro se comienza escribir en nuestra mente, y depende de nuestra actitud y diligencia para que este se pueda hacer una realidad.

Dios les bendiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada